Ya es oficial, ¡la de este año será una gran cosecha!

No quisiéramos pecar de optimistas pero los entendidos ya han emitido su veredicto sobre la próxima cosecha de naranjas y mandarinas: ¡será extraordinaria! Si miráis las fotos veréis que los árboles ya están llenos de mandarinitas en pleno proceso de crecimiento. Pues bien, cuando ya son lo suficientemente grandes, un ojo experto es capaz de calcular los quilos de mandarinas y naranjas que se recolectaran en todo un huerto. Este año parece que habrá una buena producción, y eso, al contrario que en otros cultivos, es muy buena señal y es sinónimo de calidad. Cuantas más naranjas en el árbol, más dulces y buenas, dicen los agricultores. Eso es así porque si hay pocas algunas crecen demasiado y se secan por dentro. La calor de estos días también ayuda en el proceso de maduración. Calor y agua en verano, y frío en invierno. Este es el círculo virtuoso que todos esperamos que se cumpla. ¡Feliz verano a todos!