Shakespeare

Una de las obras poéticas más importantes de todos los tiempos son els Sonets de Shakespeare. Quizás uno de los más conocidos es el número 18, en que se dirige a un enigmático amigo/amante.

Aquí tenéis la versión en inglés:

Shall I compare thee to a summer’s day?

Thou art more lovely and more temperate.

Rough winds do shake the darling buds of May,

And summer’s lease hath all too short a date.

Sometime too hot the eye of heaven shines,

And often is his gold complexion dimmed,

And every fair from fair sometime declines,

By chance or nature’s changing course untrimmed;

But thy eternal summer shall not fadet

Nor lose possession of that fair thou ow’st,

Nor shall death brag thou wander’st in his shade,

When in eternallines to time thou grow’st.

So long as men can breathe or eyes can see,

So long lives this, and this gives life to thee.

La versión en catalán de Gerard Vergés:

És que puc comparar-te a un jorn d’estiu,

quan tu ets més adorable i més clement?

Brots tendres bat l’oratge intempestiu

i el bon temps s’interromp sobtadament.

Hi ha cops que un fulgor ardent el cel domina

i cops que l’or del cel a penes dura;

tota bellesa fatalment declina

per l’atzar o pel curs de la Natura.

Però jo veig perenne el teu estat

i sense perdre un bri de gentilesa.

No et retindrà la Mort al seu costat

si un vers etern el teu encant palesa.

Mentre l’ull miri i l’home no hagi mort,

viurà el meu vers i et donarà suport.

I ésta es la traducción al castellano de Antonio Rivero Taravillo:

¿He de compararte a un día de estío?

Más hermoso eres tú. Muy más templado:

flores sacude en mayo el viento frío

y el plazo del verano está contado.

El ojo de los cielos se ilumina,

luego su áureo rostro se oscurece,

y todo lo que es bello al fin declina,

por tiempo o por azar su luz decrece.

Mas no ha de ajarse nunca tu verano

ni nada de tu gracia habrás perdido,

no ha de tener la muerte orgullo ufano:

si habitas en los versos no habrá olvido.

En tanto la mirada en él anida,

así mi verso vive y te da vida.

¿No lo encontráis precioso? Sólo un apunte: para entender la comparación con el verano, debemos pensar en cómo son de fugaces los veranos ingleses y como de eterna puede llegar a ser, en contraposición, la poesía.