Exportación

La época dorada de la exportación de la naranja son los años 20, cuando después de la I Guerra Mundial los comerciantes valencianos recorren los mercados europeos colocando su producto. En 1930 llega por primera vez a la cifra mágica de un millón de toneladas de cítricos para la exportación. El principal cliente era Gran Bretaña, y se cuenta que en Liverpool, en aquellos años se puso de moda el perfume de mandarina, seguramente porque el olor invadía el puerto y la ciudad cada vez que llegaba un barco cargado de naranjas. Son también los inicios del marketing, y los comerciantes se preocupan de crear marcas y diseños atractivos. En el Museo de la Naranja de Burriana se guarda la colección más importante de etiquetas de naranjas, con diseños que van desde los más costumbristas hasta los más vanguardistas. Aquí hay algunos ejemplos de etiquetas de aquella época de exportadores burrianenses.

DSC_0361DSC_0363DSC_0362

Categories: Sin categoría