Clemenules, las mandarinas más dulces

Como ya sabéis, las mandarinas que tenemos ahora son la variedad clemenules, que está considerada la más completa de las que se cultivan en Valencia. La clemenules empiezan a comercializarse en noviembre, que es un mes en que mantienen aún un punto de acidez propio de los cítricos, pero es en diciembre cuando llegan a su punto más dulce, es decir, en estos días que estamos ahora.

Esta temporada, además, las lluvias han acelerado la maduración de las mandarinas, y esto quiere decir que se acabarán antes de lo que teníamos previsto, seguramente hacia principios de enero.

Así que si os gustan las clemenules no os durmáis porque entramos ya en las últimas semanas de esta fantástica variedad, la más dulce de todas. Después vendrán otras igualmente de buenas… pero no serán nuestras queridas clemenules.