¡Bienvenida lluvia! ¡Bienvenido otoño!

Después de un verano caluroso el otoño ha llegado con lluvias en nuestros huertos de Burriana. Y después de la lluvia, de nuevo ha salido el sol. El olor a tierra mojada inunda el campo mientras los agricultores empiezan a hacer números sobre cuántos kilos de naranjas podrán cosechar esta temporada. Y pinta realmente bien. Los árboles comienzan a estar llenos y se tiene que empezar a poner cañas para apuntalar las ramas más cargadas de fruto, una buena señal. El agua es la clave en esta recta final, la de la maduración. Como podéis ver en las fotos, las mandarinas crecen a buen ritmo y ya tienen la forma característica de las clemenules. Iros preparando porque en menos de 20 días, a mediados de octubre, levantaremos la persiana y empezaremos a recoger los encargos para la primera semana de reparto, en noviembre. Mientras tanto, os iremos enseñando como se hacen de bonitas nuestras mandarinas.