Besos y abrazos

Ante la ola de frío que se avecina, las autoridades han facilitado cuatro instrucciones fáciles y sencillas para asegurar que cada ciudadano mantiene la temperatura corporal adecuada:

  1. La primera es que hay que recuperar las camisetas interiores afelpadas que todos tenemos en el fondo del armario y que ya no nos ponemos nunca. Cuando las tengamos puestas, ya no nos molestará el frío y no querremos que sea nunca verano.
  2. La segunda es que aumentemos el contacto físico con el resto de seres humanos a través sobre todo de los abrazos. Hoy, por lo tanto, es obligatorio dar abrazos a troche y moche sin dar ninguna explicación.
  3. La tercera, derivada de la segunda, es que se recomienda dar y recibir besos en las mejillas de nuestros congéneres porque es muy importante mantener la cara caliente.
  4. Para minimizar el peligro de contagio de virus, las autoridades han dispuesto por calles y plazas máquinas expendedoras gratuitas de mandarinas y naranjas, unas conocidas fuentes de vitamina C y de buen humor en general.